Frente a lo que la Sociedad de la Información demanda a profesionales y docentes universitarios en el siglo XXI, es crítico apropiar, actualizar y profundizar el conocimiento y buen manejo de las Tecnologías de la Información y Comunicación